sábado, 22 de diciembre de 2012

Cosas de la vida.... "Lo que te puede pasar en un Hiper/Supermercado".

Esta entrada me la tenía yo reservada para un momento especial desde antes del verano, pero es sin duda ahora en Navidad cuando realmente una puede contar 'lo que te puede pasar en un supermercado....'

1. LA ENTRADA AL HIPER/SUPER O RECINTO COMERCIAL (o léase Centro Comercial).
Aquí podemos encontrar dos modalidades para entrar en estos sitios.....
-En coche: Si hay suerte y el super tiene parking quizás puedas aparcar dentro (o no, porque está lleno a reventar). Si no tienes suerte tendrás que buscarte la vida para aparcar por ahí o en su defecto, en doble fila e ir corriendo por los pasillos a la par que rezando para que ni te multen ni te lleve el coche la grúa.

-A pie: Si no vas en coche, tendrás que lidiar con las muchas personas que a veces se agolpan en la puerta impidiendote el paso, y ya no digamos en fechas señaladas (fiestas u operación salida de vacaciones) donde parece que la población se duplique y además decida ir a comprar en el mismo momento que tu.

Una vez hablado de estos dos pequeños detalles nos podemos encontrar con que o el recinto y el super están vacios que dan pena o están a reventar de tanta gente que se forman dos colas como en las discotecas: la de salida y la de entrada donde se camina a paso de procesión.
A mi esta ultima cosa es algo que me pone muy nerviosa. Normalmente hacia el hiper voy a buen paso, con determinación y siempre se da la casualidad de que el resto del mundo le apetece ir de paseo con las bolsas de la compra de a 4 ocupando todo el pasillo y sin dejarte ni un hueco por el que pasar, haciendote caminar a su ritmo hasta la muerte (o la entrada del Cachifour). Cuando se da el momento 'saturación' del pasillo tengo que ir a paso rápido esquivando niños, carros y carritos  o gente de todo tipo para poder llegar por fin hasta las cestas.... ¡Qué agonía!

2. LA ENTRADA, LAS ALARMAS Y LA/EL SEGURATA QUE TE CIERRA LAS BOLSAS.
En ocasiones voy por la vida en otro mundo y si se da la casualidad de que llevo una bolsa en la mano siempre tengo que retroceder en mis pasos para cerrarla, eso si es que la/el segurata no me venía hablando detrás para recordármelo y cerrarme la bolsa con esa guillotina caliente que deja un olor a plasticurri chamuscado malo malo.

Y si por suerte no voy en otro mundo, paso las alarmas cuando....'pipipipipipipipipi' y claro, como casi nunca eres la única que pasa, os quedáis los 4 con cara de póker y cara de '¿quien ha sido?'. Por suerte solo he pitado dos veces en la vida y una ni siquiera me di cuenta. Pero la/el segurata que hace muy bien su trabajo, anotó en una libretita a 'la chica del abrigo blanco' por que luego al salir seguro que volvía a pitar.....
Tan solo una vez entrando con mi chico al hiper pitó varias veces y cuando ya no sabíamos de qué le pasaron ese cacharro de mano como en los aeropuertos. Pobrecillo.... al final nos dejaron pasar.

3. OPERACIÓN CESTA O CARRO.
Por lo general no suelo hacer compras tan grandes como para coger un carro de moneda, pero voy a empezar a pensar seriamente en coger uno por estas fechas, por que cada vez que llego a donde las cestitas ¡nunca hay ninguna! Acabo paseándome por las cajas casi hasta el final como alma en pena en busca de una cesta abandonada. Qué pereza, ¿solo me pasa a mi?

4. LOS PASILLO.
¿No os parece que cada vez los hacen mas estrechos? Bueno, quizás podría pasar mejor por ellos si el personal no se plantase justo en el medio con el cacho carro atravesado para elegir un paquete de galletas, por que no lo puedes esquivar ni por un lado ni por otro sin moverle el carro y la consiguiente cara de 'me lo has movido'. Ahora en navidad, las familias con carro casi te atropellan por los pasillos, tienes que ir con mil ojos puestos para que no te atraviese uno a la mitad a toda velocidad.... Por que claro, esta es otra.... la gente va conduciendo su carro mientras le habla a la parienta mirando para atrás...'pero no te olvides de coger pavoooo'.... Oiga señor, ¿¿¿y no prefiere -digo yo- pararse a una esquina mientras conversa sobre lo que os hace falta sin tener que ir a toda velocidad, gritando y atropellando a la gente que se le cruza????. Pues no, no lo prefiere, claramente.

No nos vamos a olvidar del clásico 'colapso' cada vez que dos familias o amig@s se encuentran en pleno hiper, aparcando donde Dios les da a entender los cachivaches varios que lleven para guardar su compra y apalancando sus pies en el medio y medio haciendo un tapón en el pasillo. Y no, no les pidas pasar o que sean considerados y se aparten a un lado. Eso no entra dentro de su sesera. Luego que no se quejen de los codazos, he dicho.

5. ELEGIR, QUÉ GRAN DECISIÓN.
Normalmente voy siempre con las ideas claras de lo que quiero, pero basta que un día me de por algo diferente y quiera comparar con varios productos, que siempre habrá otra persona como tu, que en vez de dejar un pequeño espacio entre la estantería y su persona, se pega como si se lo fueran a robar todo y no te deja ni coger nada, ni ver el precio (todo eso con su cesta por el medio claro). Y por supuesto, ni se inmutan hasta que les pidas, por favor, que te dejen coger lo que deseas. Bueno, y ni con esas que yo ya he vivido de todo....

6. LAS CAJAS Y LAS CAJA-AMIGA.
Lo de las cajas tiene tela de la buena.... Una vez se forma una cola de carros olvídate de parar ahí por que vas a tirarte media hora de reloj hasta que puedan atenderte, y si la cola llega a la mitad del pasillo de los congelados más vale que no lleves helados porque no llegan a casa.

Pero lo mejor es el tema la caja amiga. Y esto que os voy a contar es tan real como la vida misma (por que me ha pasado a mi).

Situación 1: En algunas cajas amiga, hay un cartelote bien grande y azul que pone..... 'solo cestas'. Aun así siempre hay quien se te mete delante con el carro y la buena mujer que atiende la caja amiga no le dice ni mu. Muy mal, ahora tengo que esperar a que un maxi carro cargado hasta arriba tarde 20 minutos cuando las cajas amiga son para agilizar con pocos productos......

Situación 2: En algunas cajas hay unas rayas gruesas azules para esperar el turno, como en el banco. En la caja amiga que yo frecuento hay dos rayas (una por cada dos cajas) para hacer cola y esperar ahí. Pero claro, hay personas que el concepto no lo entienden, se ve que es demasiado complicado y se producen cosas como esta.

Ser Mama (SM) esperando en una rayita a mi turno. Termina la chica de la caja que está a escasos metro y medio de distancia y me dirijo a ella.
Matrimonio trastornado (MT) que espera en la otra rayita del otro lado y que ya estaban ahí cuando yo llegué a mi rayita.

Chica de la caja (CC) tan ricamente.

SM: lalará lará.... qué rapido va hoy... (pensamientos).
MT: corriendo cual tarados hacia mi, empujandome y a gritos de 'EH EH EH QUE VAMOS NOSOTROS QUE LLEVAMOS-MEDIA-HORA-ESPERANDO'.
SM: (Cara de póker) Ya pero vosotros estabais espèrando para esas cajas y yo para estas, me toca a mi.
MT: AH NO NO NO NO, NOSOTROS VAMOS ANTES POR QUE ESTABAMOS ESPERANDO ANTES QUE TU ASI QUE NOS TOCA.
SM: Perdona pero es que yo estaba esperando aquí tambien, se ha ido la chica y ahora me toca a mi, lo siento, haberse pueso en otra cola distinta.
MT: NO, AQUI VA POR ORDEN DE LLEGADA.
SM: ¿quéee?
CC: Oigan pero va la chica, ustedes estaban esperando en el otro lado y ahora ahí le toca a ella.
MT: (en plan energúmeno) Nononono pero nosotros ya llevamos esperando un rato y no vamos a seguir esperando más.
CC: Ya y yo lo siento pero es que ahora le toca a la chica.
*A todo esto, el marido intentaba disuadirme y cortarme el paso a la caja mientras la mujer apuraba a pasar los articulos por el lector*
MT: Pues eso no es así por que en el otro hiper solo hay una marca y ahí se va esperando por orden de llegada.
CC: Ya pues en el otro hiper será así pero aquí hay una marca para cada dos cajas y hay que respetarlas que para eso están, si no no se pondrían.
SM: Sigo con cara de póker.
MT: (Marido) oye perdona que tu no tienes culpa (¡¡¡nos habrá jodido!!)
SM: No... si ahora ya.....
MT: (ofendido) ya pero es que no puede ser por que en el otro hiper no es así y aquí es diferente nosotros no tenemos la culpa. (Dirigiéndose a la chica). Es que teneis que explicarle a la gente como funciona.
SM: Si, nos habrá fastidiado que ahora tengan que ir explicando a la gente el uso y significado de dos marcas una a cada lado....
MT: Pues que lo pongan en un cartel en grande ahí arriba....
SM: Alucinando mucho mucho....


Y aun por encima, ni siquiera sabían usar la caja amiga y le siguieron protestando a la pobre cajera. Luego ella que es bien maja me pidió disculpas, pero como yo también he trabajado para el público se que tipo de gentuza (por que esto ni es gente ni es ná) se te puede cruzar por el camino.



Dos días después la chica me preguntó si ella había actuado mal con los clientes por que le habían puesto una reclamación. ¿Es o no es para alucinar?

7. LA SALIDA.
Si tienes suerte y una vez pagada la compra puedes recoger  las cosas sin que la que va delante (que suele ser una ancianita) las meta en las bolsas como si no tuviese nada más que hacer durante el día (sin poder embolsar las tuyas y la cajera echándote encima las de la clienta siguiente) podremos ir por el mismo pasillo abarrotado de gente que va de a 4 haciendo tapón a toda prisa hacia la puerta de salida, en su defecto, al parking. Eso si no pitas antes y tienes que enseñar tooooda la compra. Qué cruz.

Sinceramente, yo empezaría a pensar que ir a comprar es casi un deporte de riesgo.....

lunes, 17 de diciembre de 2012

Estrenamos rincón

Hoy estrenamos el rincón de "Malformaciones uterinas".

Algunos tipos de malformación

Pásate, y si tienes algo que contarnos, no dudes en ello y escríbeme!

domingo, 2 de diciembre de 2012

La vida es así.... "Después de una pérdida gestacional"

Voy a empezar diciendo, que siempre he querido darle a este segundo espacio un aire agradable casi cómico lleno de una variedad de situaciones que todas/os hemos experimentado.
Pero esto se llama(ba) Cosas de la vida  Ser Mamá, y esto forma parte de todas esas pequeñas cosas de la vida y la maternidad...

Como imagino habéis deducido, os voy a hablar de mi pérdida. De un vacío en el alma y un corazón llenito de lágrimas. Me temo que cada viernes experimentaré un pequeño duelo y es que de momento no puedo evitar pensar que es el día de 'cumple semanas' de mi (ya no) primer embarazo.
Llevaba tantos años queriendo vivir ese momento.... pero era consciente de que esto podía pasar.

Hace casi un año, tuve unos dolores horrorosos en la parte baja del abdomen, a la izquierda. Ante el temor de que fuese un quiste en un ovario o algo del riñón me hicieron una ecografía. No estaba en absoluto preocupada, estaba tranquila y bien, sería cualquier cosa y ya se pasaría.
El ecografista me dijo que tenía un útero con una forma especial, como de corazón.
-"¿Y eso es malo o....?" le pregunté yo....
-"Bueno, habría que verlo mejor pero... si quieres ser madre algún dia pide que te hagan pruebas para verlo mejor" dijo él.

Lo tenía muy claro. No tardé ni dos días en pedir una cita para que me diesen un volante y de cabeza a Ginecología y que me mirasen de arriba a abajo. Cuando fuí la doctora me dijo que parecía un útero bicorne pero no se sabía muy bien, asi que en cuanto tuve un volante en mi mano me planté en el centro a pedir día y hora. Me aburrí de buscar información, la leí, la analicé, la interioricé y lloré como una niña.

Cuando por fin tuve mi cita, le expuse mis preocupaciones a la gine que me corresponde, y lo único que se le ocurrió decirme 'la buena' mujer es que esto no tenía mayor importancia, que había mas mujeres con esto de lo que parece y que todas han tenido embarazos normales y corrientes..... Que vil mentira, debió de dormir tranquila esa noche la muy..... 'amable'.
Citología y RM (Resonancia Magnética) para confirmar....

Se me hizo eterno, creí que no llamaban nunca... pasó 1, 2 meses y por fin, ¡por fin!, me llamaron para citarme. Era para el mes siguiente y yo tachaba los días del calendario deseando que llegara el momento.
La RM fue larguísima y con contraste. El ruido es espantoso pero lo es peor el aburrimiento de estar quieta sin moverse en ese gran ataúd blanco que parecía saco de la NASA.

La siguiente cita la esperaba con ansiedad. Me daban para muy tarde (para mi) pero se me pasó rápido el tiempo. Como estaba muy ansiosa antes de la cita pedí el diagnóstico en la consulta de cabecera.
Resultado: "Útero septado completo con dos cavidades endometriales y cervicales independientes separadas por septo."

Un millón de dudas al respecto y ninguna solución. No quise ir a mi ginecóloga por que la muy .... ya me había dado la misma cantinela dos veces y no quería tener que volver a morderme la lengua. ¿Solución? Me fui a una consulta privada, a que me tiraran las esperanzas por el suelo y a soltar 70€ que bien podía haber usado para otros menesteres.....
¿Y qué me dijo? Me dijo que él interpretaba que tengo un 'útero didelfo' dos hemiúteros completamente independientes, cada uno con una única trompa y dos cuellos o cervix (uno para cada hemiútero).
Sabía que un embarazo y sobre todo, un embarazo a término era practicamente imposible con este diagnostico.... "Abortos de repetición, muerte fetal, parto muy prematuro, incompetencia cervical..." El bebé se queda sin hueco porque el útero tiene menor capacidad y no hay forma de solucionarlo.
"Me quiero operar, sé que se puede ¿se puede operar aquí -en mi ciudad-?" digo esperanzada.
"Si el resultado son dos uteros separados no hay posibilidad de operar. Si solo es un septo tampoco te lo recomiendo, quitar el septo es dejar como una herida abierta y al cicatrizar puede hacerlo mal (una pared con la otra) y entonces no hay ninguna posibilidad de embarazo". dijo él.

Genial... Salí llorando.
Lloré dos largos días, pensando que jamás vería cumplido mi sueño. Por suerte estos bajones me duran poco y saco fuerzas de donde no hay para venirme arriba. Pedí cita con mi gine de la SS. Allí me planté decidida a cantarle las cuarenta y a pedirle muy claramente una posibilidad de operación.
Me confirmó el diagnostico inicial, un útero septo con un único cuello (nadie ve dos, solo hay uno). Ella piensa que debo tener el septo muy grueso y completo por lo que pone en el papel de la RM.
Me vuelve a decir que eso no es nada, que hay mujeres que se enteran cuando ya han tenido varios hijos. Eso no me consuela.
Me dice que lo de los abortos no tiene porqué ser por el septo. Me da igual, ahí estan los datos para confirmar 'las casualidades' y la relación intima que hay entre un aborto y una malformación uterina.
Le digo que me quiero operar, que sé que se puede y quiero hacerlo. Me mira seriamente y me dice que como todo, una operación tiene sus riesgos. Me va a por un papel para la histeroscopia. Salgo un poco más feliz, por fin he conseguido algo.

Sigo esperando la histeroscopia desde Junio y ya casi estamos acabando el año. Han osado decirme, que como no es algo importante que igual ni siquiera me llaman. Han osado decirme 'que pruebe a quedarme embarazada a ver qué pasa' como si se tratase de jugar con muñecas.

Ya he experimentado en mi cuerpo el 'a ver qué pasa' y no me ha gustado.
En Septiembre nos propusimos buscar. Era probable que me costase quedarme, los porcentajes estaban ahí. Pasó Octubre. Llegó Noviembre y el día 9 estaba viendo una segunda raya casi transparente y rosácea a la vez.
Estaba embarazada, era un hecho. Lo había conseguido y no me lo creía.
Pasé dos días en una nube. El domingo tuve unos dolores muy fuertes y nos fuimos a urgencias. En el ecógrafo no se veia nada, solo eran 4 semanas y 3 días.
Test orina + y beta en sangre de 85. Embarazo incipiente.
Me confirman mi tipo de útero, ya lo sabía pero se agradece el aviso.
Me mandan volver en 7 días.

Ya de 5 semanas vuelvo, me hacen una eco. Por la cara de la gine deduzco que algo no va como debería.
"¿No se ve nada verdad?"....
"Mmmm estamos en el límite de que se vea algo o no" me contestó.
Repetimos beta y volver por la noche a por los resultados.
Beta de 100, pinta fatal, la hormona debe duplicarse cada 48h, las cuentas no salen. Vuelve en 48h.
Salgo llorando y no lo puedo evitar. Todos los futuros padres que allí esperaban a ver a sus hijos me miraban, yo solo quería esconderme y llorar más. Lloré todo el camino a casa, andando, en la oscuridad de la calle. Esto no iba, no iba. Ese era mi mantra.... Es como una profecía que se cumple... "Abortos de repetición, incompetencia cervical, muerte fetal...."

Ya de 5 semanas y 5 días. Me atiende un gine fabuloso, sincero, me cuenta las cosas como son, me da su opinión sobre lo que ve, le traslado mi calvario y toda esa sarta de estupideces del tipo 'no tiene importancia,  no pasa nada, son embarazos normales solo hay que hacer cesárea y ya... el tabique se desplaza....' y no se lo cree. Me confirma lo que yo ya sabía, la información que yo ya había recogido todos estos meses atrás.
La cosa no va, no se ve nada y no he sangrado.
Beta y vuelve por la noche. Un sin fín de embarazadas van pasando a sala de partos, yo ya solo esperaba la confirmación de un aborto  una pérdida.
Beta de 22, cursa con aborto. Tengo que volver en 2 semanas para ver que todo va bien. Todavía no tengo síntomas de aborto, si es que hay alguno. El pecho aún me duele, noto hasta nauseas.
Ya venía mentalmente preparada para la noticia, pero no puedo evitar llorar un poco.

Al día siguiente empieza todo el proceso (no quiero ponerme escatológica), ya me entendéis.

En ocasiones todavía se me escapa una lágrima, incluso un río entero se me escapa por los ojos. Esto solo es el comienzo, nadie me asegura que el siguiente embarazo vaya bien. Puede suceder que vuelva a perder otro sueño, otro pedacito de mi alma. Se me va a llenar el cielo de estrellas si voy por el mismo camino.

Queremos volver a intentarlo próximamente, en cuanto pase mi última cita y se confirme que está todo OK.
No sé si quiero esperar una histeroscopia que no llega nunca, o una operación que no me garantiza nada. No sé cuantas pérdidas podrá soportar mi cuerpo y mi mente, pero voy a intentarlo con todas mis fuerzas.

Por la pulguita, por mi y por él.









miércoles, 13 de junio de 2012

Cosas de la vida...."Autobus urbano"

Hoy en "Cosas de la Vida" abriremos la sección  con los autobuses urbanos (aunque se puede llevar a metros y trenes). Este tema siempre da mucho que hablar, porque en los autobuses nos pueden pasar cosas de lo más variopintas.

Y para muestra....

1. CONVERSACIONES A VOLUMEN DE DISCOTEQUE.
¿Quién no ha ido sentada en el autobús (metro o tren) con un par de personas hablando de sus cosas a un volumen en modo altavoz de discoteca? Creo que todo el mundo, yo la primera. Se dan todo tipo de conversaciones y lo peor de todo, es que aunque estés a tus cosas y realmente te propongas no escuchar (vamos, no es que quieras cotillear) con algunos volúmenes y timbres de voz es bastante difícil desconectar de la conversación y pueden pasar varias cosas... Desde reírte hasta casi llorar, según el tema. Como ejemplo de conversaciones de alto volumen una ha oído de todo: exámenes, profesores, la cola del inem, la vecina, cosas de pareja, le voy a pedir el número al conductor, suegras, madres....

2. GENTE QUE TE HABLA y que no conoces de nada.
Esto sí que sí. Si ¿no? A ver, ¿a quién no le ha hablado alguien de pronto sobre cualquier cosa? La última vez que alguien me habló en el autobús porque le salió del alma, estaba hablando con una conocida sobre la universidad cuando un (peculiar) hombre nos interrumpe con: "perdonad que me meta que no os conozco de nada, pero eso no es así".
Claro, la cara nuestra... No sé si fue peor cuando nos interrumpió o cuando se bajó el autobús que nos miramos como...."¿¿¿Y esteeee??? Hoy era día de puertas abiertas en el psiquiátrico". No, y eso no fue lo peor, lo peor es que le dijo a la chica con la que conversaba tranquilamente que no me hiciera ni caso. Eso ya....

3. GENTE QUE CREE QUE ESTÁ EN LA PLAZA (donde se compra, no el parque)
¿Y quién no se ha encontrado entre dos personas, cada una en un extremo, vociferando como si se tratase de la mismísima plaza en hora punta? "PIIIIMIEEENTOS OIGAAAA, PIMIENTOOOOOOSSSS" Con todos mis respetos a quienes trabajan en las plazas y lonjas de nuestro país, pero por el amor de Dios, no me quiero quedar sorda, ¡ni me interesa lo que le quiera decir!.... Bueno, yo siempre he sido "muy de hacer amigos..."

4. LOCAS Y LOCOS.
De esto cada vez se ve más. No hace ni dos semanas, en el autobús, una pobre mujer gritaba a pleno pulmón a una chica (de unos 30) porque tenía los pies apoyados en el asiento de enfrente y los "estaba manchando" demás de que estaba ocupando un asiento (íbamos 5 personas, no digo más). La señora iba de un lado para otro del autobús como una niña que va a chivarse a la profe en dirección al conductor con un "OIGA CONDUCTOR, QUE YA LE DIJE QUE SACARA LOS PIES PERO MIRALA, ¡¡Y YA NO ES UNA NIÑA EH!!! ¡¡¡QUE YA TIENE UNA EDAD!!! Dile algo porque a mí no me hace caso y sigue con los pies....¡¡MIRALA MIRALA!!!.
A mí me daba la risa, y al de enfrente también. Yo no sabía si reír o llorar, el caso es que tuvo que el conductor parar el bus (donde se habrá visto eso...) ir hacia la chica y pedirle que bajara los pies, que finalmente hizo pese a decirle al conductor que apenas los tenia apoyados. La señora seguir rumiando por lo bajini que no es la primera vez que se mancha por culpa de maleducados así.
*No es que suela prejuzgar, pero la tía de los pies en el asiento daba que pensar. Después de bajar los pies y las caras raras que iba poniendo y de hablar sola, tuvo una llamada de teléfono donde decía cosas muy raricas.... "son unos inquisidores, unos hitlerianos!!" Miedito....

5. "LAS VIEJAS"
Este tema daría para un relato largo, historias de miedo o de ciencia ficción. No sé cómo serán las viejas del resto de España pero aquí por el noroeste, tiene tela. Esto lo tengo que contar por situaciones:

-Situación 1 o Yo soy mayor: Normalmente no me siento en los primeros asientos, que son los que están reservados a la gente mayor o con algún tipo de dificultad. Suelo sentarme atrás, donde está alto y hay algún escalón. Pero eso no les importa. Cuando el autobús empieza a estar abarrotado y un numero curioso de gente mayor empieza a subir ya se les va viendo venir las caras, esas de "ui, no hay sitio, a ver quien a quien torturo hoy para que me lo ceda".
Si tienes la mala suerte de que te toca un trayecto laaaargo (esos de 1h para llegar a tu destino) y has cogido un sitio después de estar 20 minutos de pie, siempre aparece una señora que te mira fijamente para ver qué haces. Si le aguantas el pulso visual, lo siguiente será un "Ai, esta juventud que mal educada está, que no le deja el asiento a una vieja como yo" lanzado al aire como quien no quiere la cosa. Ahora bien.... solo son viejas cuando ellas lo dicen para dar penita, cuando no, se defienden y te dicen que son "gente mayor" (ññññññ).
Pues nada, con cara de resignación le dejas el sitio, porque qué más da que vengas de trabajar 10 horas y estás reventada con un dolor de espalda que no te mantienes ni de pie, o que te hayas torcido un tobillo mientras corrías para no perder el bus. Una "vieja" siempre te mirará y lanzará puñales al aire, a ver si suena la flauta.

-Situación 2 o Modo Rebajas On: El modo rebajas es muy fácil. Entras en el autobús y ves un hueco a lo lejos. Pero hay una señora que también lo ha visto. Cruce de miradas, resoplos, y la señora va a la carrera, arroyando al que se pare delante con tal de coger su sitio. Eso sí, te mira triunfal cuando se sienta. Por el camino poco importa los pies que ha pisado, a la niña pequeña que ha espachurrado contra la barra para agarrarse o la bolsa de la compra que ha estampado contra la puerta. Ella solo quiere su sitio como quien quiere una faja gratis y solo queda una.

-Situación 3 o Las oportunistas: Esto me ha pasado personalmente dos veces, y lo he visto hacer a otras personas en otras ocasiones. RRrrrhhggg.... ¿Quien no ha cedido el asiento alguna vez a una mujer (MUY) embarazada? Yo varias veces. Y esto me ha ocurrido así:
-¿Te quieres sentar?
-Muchas gracias - Embarazada.
Pues es bajarme del asiento y de pronto aparece una vieja y.... SE SIENTA!!!!!!!!!!!!!! Con toda la cara!!!!!
Claro, imaginaros mi cara: ojos como platos, miradas de alucine a la embarazada, gente que lo ha visto todo haciendo un gesto de negación con la cabeza.....¿¿ Pero esto es normal?? Pues debe ser, por que no ha sido una única vez.... En esta ocasión la señora ni pestañeó ni miró para nosotras.
Pero la segunda vez:
-Ven, siéntate aquí.
-No te preocupes que voy bien - embarazada.
-Que va, si yo ya me bajo y tu vas muy cargada (bolsas y barriga).
Y si... una vieja le da un codazo y se sienta. En esta ya no me pude aguantar:
-Oiga señora, que le estaba dejando el sitio a esta chica.
-Bueno bueno, yo cuando estaba embarazada de mis hijos iba a trabajar la tierra y nadie me daba ni me dejaba nada....-vieja
Y tan ancha se quedó.
Yo solo puedo alucinar.

-Situación 4 o Los empujones: Esto me recuerda a cuando quieres entrar o salir de una discoteca. Colas y empujones. Pues igual. En un par de ocasiones había bastante gente para querer bajar en una misma parada, y digamos, que el pasillo del autobús estaba un poco abarrotado. Pues una "buena" mujer, la ultima, estaba empujándome como si no hubiera mañana, y clavándome los codos.
-¿Puede dejar de empujarme? ¿No ve que hay más gente, que quiere, que les pase por encima?
-Quiero bajar. -señora.
-Y yo también pero hasta que no bajen los de delante no puedo hacer nada, no me empuje más.
-Imbécil-tonta-bajateyajhagsjahsgdaHSGFA- señora (aun por encima!!)
-Es usted una maleducada.
Lo siguiente es que me tira el billete a la cara!
Y yo ni corta ni perezosa le llame cerda. Me quedé muy a gusto. Y la vi varias veces más en el autobús. Ella me pone mala cara y yo me rio. Una bonita relación amor-odio.

-Situación 5 o Los Carritos:  Normalmente si voy de pie y entra una mamá con un carrito de bebé les dejo sitio. Pero es que hay veces, que no hay sitio ni para el conductor. En una ocasión el bus iba demasiado lleno, y entró una sillita de bebé y una mama. En los autobuses ahora hay una zona con unos dibujos de silla de minusválidos para que puedan ir ahí. El bus estaba tan lleno que la gente tuvo que ponerse de puntillas para que pasara la silla y la mujer, lejos de agradecer el esfuerzo solo se le ocurre ladrar lo siguiente (y cuando digo ladrar, es ladrar, no conversar amigablemente):
-¿Oiga me deja el sitio para meter la silla?
-Yo le dejo pero es que no me puedo ni mover, hay mucha gente - el buen señor.
-¡¡¡Pues me tiene que dejar el sitio porque este sitio es para las sillas, mira, lo pone en el dibujo!!!!
¿Donde han quedado el por favor, si es tan amable, haga lo que pueda que esto es un armatoste.... o cosas por el estilo? En la vida había visto yo tales exigencias. Ahora, eso sí.... la señora de al lado le dejó bien clarito que el dibujo era una silla de minusválidos, y ella, no era minusválida asique ..... Que se aguantara.
Y a mí me pareció bien. No me gusta que ladren cerca de mis orejas.

-Situación 6 o Los accidentes: Un buen día iba yo en el bus.... Con poca gente, cuando de pronto una señora bastante mayor (digamos 83 años), se levanta de su asiento y se prepara para bajar en la siguiente parada. La (tarada) conductora del autobús, como iba bastante rápido, frenó de golpe, provocando que la señora cayera  y se diese con la cabeza en un bordillo. Pues de 5 personas en el autobús, solo me levante yo para auxiliar a la pobre abuela, y la del autobús sin parar, en marcha... ¿está bien señoraaaaa? ¿Pero porque se levanta? ¡Se tiene que quedar sentada!... No si aun por encima de que se cae por tu culpa échale la bronca que es innecesaria.
Pues no os creáis que paró el autobús.... SIGUIO EN MARCHA! Tuve que ir a decirle que por favor parara, que la señora se encontraba mal y había sido culpa suya. La cosa fue tal que así:
-¿Es tu abuela? -Conductora.
-No, no la conozco pero da igual, para un momento por favor.
-Entonces que más te da. ¡SEÑORA! ¡QUE LE DUELE!- C.
-Me duele la cabeza, me mareo ( y ya sabéis que estos golpes en gente mayor, malo malo....)- Señora
-Mira, llama a una ambulancia o algo, o la llamo yo.
-(Refunfuñando) Voy a avisar a la central (sí, eso, no llames a la ambulancia, llama primero a tu jefe para que te diga que hacer.... idio**).
Tras una conversación con el que estuviera de turno, el compañero le dijo que llamase a una ambulancia si se sentía mal.
-Señora que quiere. -C.
-Agua, quiero beber. Quiero agua, agua.
-Mire señora, ya sé que quiere beber, pero vamos a esperar a que llegue la ambulancia por si le tienen que mirar algo, no vaya a ser que el agua le siente mal.
-Y tú que eres ¿medico? - C.
-No, un curso de primeros auxilios ¿y?- Aquí yo ya me estaba empezando a cabrear.
A todo esto había otra señora enfadada porque llegaba tarde a ver a no sé quien que había parido en el hospital.
-Señora si aguanta la dejo en el hospital (que aun faltaba para llegar como una media hora).
-No, de eso nada, esperamos aquí a la ambulancia (ya sale mi genio).
-Si la quieres ayudar, bájate del bus y esperáis aquí a la ambulancia- C.
-Que no, que venga la ambulancia y dais un parte o lo que sea, pero la señora aquí sola y tirada no se queda, y menos en la calle.

NO TE JOROBA! Que lista, así no tiene que dar un parte de accidentes ni tienen que pagar nada si a la señora le pasa algo, esto es humano???? NO, es inhumano total. Lo mejor de todo es que luego me viene toda hinchada cual pavo a decirme que ella tiene titulaciones relacionadas con la salud.... Pues chata, te los regalaron. No me extraña que conduzcas un autobús, si atendías así a la gente mejor que sigas aquí de chofer...vamos!!!!!!! Que me enciendo....

Y esto es así, a grandes rasgos, las cosas que a una, un día cualquiera, le pueden pasar en un autobús.